congreso
febrero 13, 2020

Los días 7 a 10 de mayo se celebra en Málaga el XII Congreso Notarial español. Es un Congreso doble, pues los dos primeros días, abiertos al público, se dedicaran al estudio del envejecimiento como desafío del milenio. El 9 y 10, solo para notarios, se reservan para reflexionar sobre los retos del Notariado. Esta parte es sin duda la que tiene mayor interés para los notarios y para conocer el Congreso entrevistamos a Valerio Pérez de Madrid Carreras, notario de Madrid y coordinador general de esta parte del Congreso.

PREGUNTA.- La primera en la frente: ¿para qué sirve un Congreso?

RESPUESTA.- Antes de nada quiero dar las gracias a notaríAbierta por la oportunidad de dar a conocer el Congreso y por el esfuerzo que lleváis haciendo de manera extra corporativa desde hace ya cuatro años.

Mi primera respuesta va a ser clara: hasta ahora, tal y como estaban planteados los Congresos Notariales, para muy poco. No cumplían ninguna de las finalidades pretendidas y en concreto no suponían una verdadera reflexión sobre los retos que tenía el Notariado. Málaga 2020 debe ser un punto de inflexión y esperemos que sea realmente útil para el notariado y para la sociedad.

P.- Pero ¿por qué ahora “sí” y antes “no”? ¿Dónde está la diferencia?

R.- Para mí, en la participación. El Comité organizador ha diseñado para que todos los notarios, de cualquier clase y condición, puedan expresar su opinión, aportar ideas y colaborar en diseñar la estrategia futura del Notariado. Desde el principio, presentado comunicaciones a las ponencias; siguiendo el debate a través del SIC; y discutiendo en el congreso el trabajo más reposado de las ponencias. En definitiva, el Notariado es una labor de todos y hace falta la presencia de todos.

P.- Has hablado del Comité organizador, ¿quién está detrás? ¿Los de siempre?

R.- Más bien “los de nunca”, porque es la primera vez que me encargan participar en un congreso oficial y lo mismo sucede con la mayoría de ponentes. En realidad, el Consejo ha delegado en un Comité, al frente del cual está Rodrigo Tena y en el que colaboramos, desde hace un año, varios notarios de diversa procedencia y sensibilidad. Toda la información está en la página www.congresonotarial.com, pero yo creo que la presencia de Rodrigo es una garantía de libertad, pluralidad y rigor.

P.- ¿Cómo participar? Has hablado de comunicaciones, ¿habrá censura?

R.- Empezando por el final, no habrá censura. Las comunicaciones llegan directamente a los ponentes y a Juan Pérez y a mí, que hacemos labores de coordinación. Los ponentes decidirán si se suben al SIC o si inician un debate sobre el tema propuesto con otras personas que hayan presentado propuestas similares o antagónicas. Y participar es tan sencillo como enviar un correo electrónico a las direcciones de las distintas ponencias.

contratacionenmasa@notariado.org

nuevastecnologias@notariado.org

notariayregistros@notariado.org

organizacioncorporativa@notariado.org

estatutonotario@notariado.org

P.- ¿Si no hay censura también se hablará de ANCERT?

R.- Desde luego y sé que es un tema que preocupa a muchos compañeros. Intentaremos que todo el mundo comprenda para qué sirve de verdad y aprender todos a diferenciar lo principal, que debe mantenerse, de lo accesorio, que por supuesto es susceptible de crítica y mejora, como todo en la vida.

P.- ¿Quién ha elegido los temas y los ponentes? 

VALERIO CONGRESO MALAGA

R.- Los temas los han elegido los notarios, a través de una macroencuesta en la que han participado casi 600 compañeros. Y los ponentes son muy distintos por lugar de procedencia, edad o sexo. Tan diversos como el Notariado. Déjame expresar mi agradecimiento a todos ellos, que han asumido el reto y, creo, comparten con nosotros la determinación y el entusiasmo por ofrecer a sus compañeros un congreso a la altura de sus expectativas.

P.- Hablando de expectativas y de objetivos, ¿qué asistencia esperáis? ¿Por qué Málaga?

R.-  Empezando por el final, no todo se tiene que celebrar en Madrid o Barcelona. Málaga es una ciudad fantástica, con clima excepcional y bien comunicada por AVE y avión. En cuanto a expectativas, son altas. Por un lado, la primera parte del Congreso, la relativa al envejecimiento, debe ser un foro relevante sobre cómo afrontar, desde distintas perspectivas (jurídica, económica, política o filosófica) el llamado problema del milenio. El Notariado será unos días un referente para la sociedad. Y más por el tipo de congreso que hemos organizado, muy activo y dinámico. En cuanto a la segunda parte, la notarial,, nuestro anhelo es que responda a todas las inquietudes, dudas y quejas que nos transmiten los compañeros o que nosotros mismos nos hemos transmitido a nosotros mismos durante mucho tiempo. Pero en todo caso el éxito del Congreso va a depender de que los compañeros sean conscientes de su importancia y de la necesidad de participar y asistir activamente. Nuestro futuro comienza hoy.

P.- Algunos compañeros me dicen que les da un poco de “pereza” eso del “envejecimiento”.

R.- Pues imagínate cuando te llaman para participar en el comité organizador como presunto experto en el envejecimiento…creo que con esa llamada terminó mi juventud. Ya en serio, todos coincidimos en que el Notariado está al servicio de la sociedad y por tanto tenemos que abrirnos impulsando y liderando el análisis de los problemas esenciales que tenemos hoy día. El estudio multidisciplinar del envejecimiento va a sorprender a todos los compañeros. El Consejo ha hecho un esfuerzo importante por llevar a ponentes de primera fila. No sé que apostarme para que me creas … bueno, sí, al que no le guste esta parte del Congreso le regalaré un libro de … ¡González Palomino¡ (risas).

P.- Has hablado de un congreso más dinámico. En algún artículo tuyo he leído que te referías a un congreso “a la americana”. ¿No habrá tiempo entonces para leer el Marca o ponerse al día en Twitter?

R.- Los notarios sabemos que la forma y el fondo están indisolublemente unidos. Los Congresos notariales tienen que cambiar. Réquiem por las conferencias. El formato preferente será la mesa redonda, con un intenso debate y con la interacción con el público a través del “notario relator” que habrá en casa mesa. En la parte notarial, las Ponencias tienen algo más de libertad formal, pero siempre con el mismo objetivo: presentación atractiva, limitada en el tiempo, debate y participación del público.

P.- Una de las principales críticas a los congresos es que están controlados por el Consejo y más o menos todo está ya “cocinado”. ¿Habrá conclusiones y votaciones?

R.- Antes de contestar quiero aclarar que formo parte de la Junta Directiva del Colegio de Madrid y que soy amigo de José Ángel Martínez Sanchiz. Dicho esto, confieso que no sé cocinar. Y puedo afirmar con tranquilidad que ni Rodrigo ni yo hemos recibido ninguna indicación oscura del Consejo…ni la habríamos aceptado. No hay nada raro. Todas las decisiones se han debatido y adoptado colegiadamente y por consenso. Y por esa misma razón hemos entendido que las conclusiones no son adecuadas, pues la experiencia demuestra que son fácilmente manipulables y que limitan el debate y la participación. Ese proceso conducirá a algo, probablemente un libro blanco o verde, pero tampoco lo sabemos. Nuestra apuesta es la participación: que todos los notarios participen de verdad, que asistan de verdad a Málaga …y lo que suceda en Málaga, ¿quién sabe lo que sucederá de verdad en Málaga?

P.- ¿Crees que los notarios asistirán? ¿No es caro? ¿Hay que ir todos lo días?

R.- Como he dicho antes, este es un Congreso único, pero en dos fases, una pública (envejecimiento) y otra privada (retos del Notariado). El coste es único y los notarios ponentes no cobran por su participación, otra muestra de la generosidad del cuerpo. El Consejo va a perder dinero. Basta con leer el programa para comprobar que es un gasto deducible muy rentable. En cuanto al alojamiento, el Congreso facilita la reserva en el mismo hotel donde se celebra, pero cada uno es libre de buscarse alternativas más económicas. Yo animo a asistir los cuatro días, aunque entiendo que muchos compañeros solo podrán cogerse un día libre.

P.- Por último, ¿crees que los compañeros pondrán muchas excusas para no asistir al Congreso de Málaga 2020?

R.- Espero que no. Las excusas me las sé (y nos las sabemos) todas. Que si mucho trabajo, que si son muchos días, que si mucho dinero, que si me viene mal, que si tengo cosas más importantes que hacer, que si… que si… que si… Pero pido a todos los compañeros que piensen en la trascendencia del Congreso para nuestra función, para nuestro futuro y el de nuestras familias. ¿Qué Notariado quieren? ¿Qué están dispuestos a hacer por su futuro? Déjame terminar parafraseando a Kennedy, pues no por conocida encierra una actitud fundamental ante la vida: “No pienses lo que el Notariado puede hacer por ti, sino lo que tú puedes hacer por el Notariado”.

 

Es todo.

Gracias Valerio por el esfuerzo que todo esto os representa, por movilizaros y por movilizarnos a todos los que siempre nos autodenominamos notarios de a pie. Este es el momento de escuchar, de proponer, de protestar, de tener más voz, de sentirnos más unidos y de luchar por el servicio público que tenemos a nuestro cargo y que con este Congreso, pretendemos mejorar. Esperamos que resulte una eficaz herramienta para fijar y desarrollar nuevos objetivos.

Acerca del autor:

Equipo de redacción.

notariAbierta – ha escrito posts en NotaríAbierta.


 

 

¿ Y tú qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

® notaríAbierta - © notaríAbierta
Aviso Legal - Política de Cookies
Login