toma posesión nuevos notarios luis fernandez-bravo
Autor: Firma invitada
octubre 16, 2018
..

Muchas gracias por acompañarnos en un día tan importante y a la vez tan feliz, especialmente a las Autoridades que han hecho hueco en sus agendas para estar presentes en esta toma de posesión:

…..

Gracias también a los compañeros que nos acompañan, incluyendo ya a los nuevos notarios electos que van a comenzar su carrera profesional en el territorio de éste Colegio Notarial:

Ana Botía González, notario de Hellín

Marina Ruíz Risueño, notario de Villahermosa

e Ignacio Simón Marco, notario de Priego.

Bienvenidos, compañeros.

Repaso de estos meses de atrás

Termina hoy una etapa de vuestra vida que mi compañero de promoción y buen amigo, Miguel Prieto Escudero, llamó “el estado más feliz del hombre”, periodo que comprende desde que te sabes aprobado hasta, precisamente, el momento en que autorizaréis, mañana, vuestro primer documento.

Habéis tenido fiestas, celebraciones, cursos, jornadas y prácticas en notarías de preparadores y compañeros. Alguno de los presentes ha demostrado que, además de estudiar, sabe poner copas y llevar la caja; actividad siempre útil y necesaria.

Después de haber asistido a buena parte de los discursos de las Jornadas de La Granja de San Ildefonso y tras el acto de entrega de los títulos del pasado miércoles en Madrid, queda poco por añadir, aunque nunca será bastante el agradecimiento hacia vuestras familias y también hacia vuestros preparadores, que son parte ya indisoluble de vuestro éxito en la carrera hacia el  título.

Lo nuevo

Hoy es un nuevo principio y la entrada en un futuro incierto, para el que estáis preparados, sin duda, aunque tenéis la lógica preocupación, consecuencia de vuestra sensatez.

Organización del despacho

Lo primero que vais a atender es la organización del despacho. Máquinas, sistemas, comunicaciones, material de oficina, probablemente ya todo a punto para comenzar. Y dentro de esa estructura hay una pieza clave: el personal de la notaría.

Ellos tienen buena parte de la formación práctica que os falta; también vicios y virtudes con los que vais a convivir. Os corresponde hacer que la notaría sea vuestra y que se adapte a las necesidades reales de las personas a las que ha de servir.

La “organización empresarial” que decía el Director General el pasado miércoles. Sobre eso tiene escrito mucho y bueno. Pero que nadie se confunda: la notaría no es una empresa, ni un negocio, aunque en su faceta organizativa de algún modo se le parece.

Se trata de una función pública . El interés máximo es el servicio público, dando lugar, muchas veces a un déficit económico incompatible con el ánimo de lucro.

Algunos días uno se siente más notario que otros. Veréis como el particular acude a vosotros en busca de orientación o, a veces simplemente de consuelo, y trataréis de enfocar su problema desde vuestra perspectiva jurídica.

Hace ahora dos años, en ésta misma sala, la anterior decana, Palmira Delgado, recogía las palabras del gran Maestro González Palomino“El cliente del notario lo es en el sentido clásico. Una persona que se pone bajo la protección del notario y busca su consejo o sus servicios”. El notario depende del cliente en cuanto a la oportunidad de su trabajo, pero no en ningún otro sentido sino que, inversamente, el cliente es quien depende del notario. Más concreto: no hay notario del cliente sino notario requerido por el cliente.

¿Y esto dónde nos pone?

Un clásico en estos discursos: el deber de decir que no

Pero por encima de este deber os voy a poner otro que me enseñó, en mis primeros años, un muy buen amigo y compañero, hoy en Salamanca y que se llama Carlos Higuera Serrano. El notario tiene el deber de estudiar mucho y saber lo necesario para decir que no solo cuando verdaderamente no hay camino para el efecto jurídico que necesita o quiere el requirente.

Nos pone, por tanto, en la formación continua. O sea,  estudiad. Hasta aquí teníais la responsabilidad de aprender para ganar vuestro merecido título. Ahora toca estudiar para servir a la función pública que habéis elegido.

Estudiad y mucho la legislación fiscal porque si bien civilmente tenemos las manos libres y no hay más límite que la Ley, la moral y el Orden Público, tiene una especialísima trascendencia la consecuencia fiscal de lo que vosotros vais a configurar en el documento. Uno de los Mandamientos del Opositor de González Palomino que he recordado todos los días como notario en ejercicio: “En la práctica, el Derecho privado ha de caminar por los cauces que el Fisco le permite, y es preciso buscar los vados y esquivar las torrenteras. Y cuando una materia no se estudia en su tiempo, ni se sabe ni se aprende después”. Obviamente él pensaba en una legislación que cambiaba poco. Hoy hay que mirar el BOE y el diario de la CA cada día, a ver cómo está la norma fiscal que condicionará muchas veces el enfoque civil de un problema.

Llamo la atención sobre las palabras del Director General de los Registros y del Notariado que escuchábamos el miércoles pasado: hay que estar atentos a los avances tecnológicos que van a ser muy grandes en los próximos 10 ó 15 años y todo lo que se invierta en eso es poco; porque es cierto que el notariado español se ha adaptado muy bien a las TIC, pero estas “son como una bicicleta: si nos paramos, nos caemos”. Y para que nadie me acuse de plagio diré que ésta frase no es mía sino de un compañero y amigo, César Belda, que tuvo el mérito de dirigir ANCERT durante al menos ocho años.

Es además una parte de nuestra labor que tiene muy poco desarrollo durante la oposición: inteligencia artificial, algoritmos de cifrado, redes de comunicaciones, meta datos, nuevos medios de pago, monedas virtuales constituyen hoy una pieza tan importante en el quehacer diario como en su día lo fueron el papel y la pluma.

La esencia de la función notarial

Pero no perdamos de vista, por aquello de la neutralidad tecnológica, la verdadera esencia de la función notarial. El documento, sea en papel o en otro formato, es documento público gracias a la función notarial .

El Reglamento de 1862 decía “Se faculta por el título al notario para que desempeñe el cargo con arreglo a la Ley del Notariado, dando el carácter formal de instrumento público a los documentos que autorice” . Y en eso estamos.

La corporación

Y ya acabo. No voy a aburriros mucho más porque a estas alturas ya está todo dicho y no queda sino ponerse a trabajar.

No dejéis de participar en la vida del notariado porque somos lo que somos gracias a los que nos precedieron y nadie va a defender la función si no lo hacemos nosotros. No solo se participa como miembro de una Junta Directiva. Cada uno encuentra su sitio y su vocación, como preparador, ponente, archivero, escritor o delegado de informática.

Lo importante es que no estáis solos. Tenéis, a parte de vuestros familiares y preparadores, a muchos compañeros cerca y a un Colegio a vuestra disposición para echaros una mano, orientaros y, seguro, aprender también de vosotros, de vuestras ganas y de vuestros conocimientos frescos y actuales.

Y ahora, permitidme invitaros a tomar un vino con nosotros y que celebremos juntos vuestra toma de posesión.

Muchas gracias.

Luis Fernández-Bravo Francés

 

Luis Fernández-Bravo es el actual Decano del Colegio Notarial de Castilla-La Mancha y sin ser miembro de nuestro blog, está muy próximo a él desde nuestros comienzos. Es una gozada publicar su intervención hace pocos días en la toma de posesión de los nuevos compañeros que se integran en su Colegio. Gracias Decano.

Acerca del autor:

Firma invitada – ha escrito posts en NotaríAbierta.


 

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

® notaríAbierta - © notaríAbierta
Aviso Legal - Política de Cookies
Login