Explicados los once consejos que puedo ofreceros como Notario, intentaré explicar no once, sino doce tonterías que se oyen en la Notaría.

En la Notaría solo se firma

Ir a Notaría es voluntario, y si crees que es ir a firmar un papel, yo creo que es más cómodo que vayas al bar y firmes una servilleta (encima te tomas un café o una cerveza).

En la Notaría lo que se firma es un documento que normalmente va a tener una gran trascendencia en nuestra vida, o que va a afectar de forma muy importante a personas a las que queremos, firmar sin saber lo que estás firmando es una locura y una estupidez.

No pretendas que el Notario le dé importancia a algo, a lo que tú no se la das; ni digas que no te explicó algo, si tú querías firmar y no explicaciones.

Comprendo perfectamente que el mundo del derecho es algo complejo, y que los Notarios parece que hablamos en chino, sin embargo, y por la cuenta que te trae, deberías aprender chino, y el Notario tiene el deber y el placer de enseñarte.

El problema es que tanto el Notario como tú, habláis castellano, y si tú no dices que no entiendes algo ¿cómo va a saberlo el Notario?

El remate es el que viene y dice que “yo no estaba de acuerdo, pero firmé” ¿cómo crees que el Notario va a saber si no estás de acuerdo con algo, si tú dices lo contrario?

Tengo mucha prisa, porque tengo que trabajar

Pues nada, tú mismo, pero piensa que llevas toda la vida trabajando, y que probablemente te vas a tirar trabajando el resto de tu vida para eso que pretendes hacer en Notaría en cinco minutos.

Nadie te obliga a firmar un día u otro, elige el que más te convenga, pero tómate tu tiempo para hacerlo, porque de ello depende tu futuro.

Si tienes prisa, y el Notario te dice que te tomes tu tiempo, ¿por qué insistes en correr?

¿Cuánto cuesta la escritura?

Tú mismo, si quieres comprar comida, empieza preguntando por el precio; total da igual comer jamón que mortadela.

Por supuesto que importa el coste de la escritura, sin embargo deberías tener dos ideas muy claras:

  1. Lo importante es firmar la escritura más adecuada, y no la más barata; pues al final lo barato sale caro, por ejemplo cuando a la gente le da igual vender que donar un piso a un hijo.
  2. Más que el coste de la escritura, preocúpate de sus repercusiones fiscales, pues de todo el dinero que te vas a gastar, muchas veces el coste de la escritura no llega ni al 2%.

Todos los Notarios son iguales

Solo son iguales todas las suegras, e incluso conozco gente que quiere a sus suegras.

Todos los Notarios no son iguales, cada uno es diferente, unos se adaptan mejor a ti y otros no; preocúpate de conocer a tu notario, y ver si te atiende tal y como tu quieres.

Lo que sí prestan todos los notarios es el mismo servicio, y todos tienen los mismos costes; sin embargo unos se adaptan mejor a ti, y otros mejor a otras personas, elige el que más confianza te cause.

Lo que no puedes es tirarte cuatro horas para comprar un pantalón y ver cómo te queda, o decidir en qué tienda lo compras, y sin embargo acudir al primer Notario, y firmar el primer documento que te pongan por delante.

La hipoteca ya me la ha explicado el del banco

Me alegra esa profunda amistad que tienes con el banco, aunque sería importante que entiendas que el banco a quien verdaderamente quiere es al dinero.

Quizá va siendo hora de que entiendas que el banco ni es tu amigo, ni quiere engañarte, simplemente va a hacer su negocio, y mezclar negocios y amistad es como mezclar agua y aceite, así que aprovecha que el Notario no cobra por consulta para preguntarte lo que no entiendas.

Y si en vez del banco, te lo ha explicado un amigote, piensa que tienes toda tu vida para hablar con ese amigote de fútbol o de lo que te dé la gana, pero aprovecha el tiempo que tengas al Notario delante para hablar con él de lo que vas a firmar.

Un día de estos vengo y hago testamento

Pues nada, ven el día que te dé la gana, pero por lo que más quieras, que sea antes de morirte.

Supongo que todas las mañanas todas las personas se levantan pensando en hacer testamento, desde luego yo no lo hago, y siento decirte que en la inmensa mayoría de veces que he oído la frase “un día de estos…” su significado es jamás (y si no pregunta a los fumadores cuantas veces han dicho que un día de estos dejarán de fumar, obviamente una vez que se mueren dejan de hacerlo).

No preguntes, que si no la escritura te va a salir por un pico

Tienes que saber que el Notario te va a cobrar lo mismo estés con él cinco minutos o cinco horas, pues todo el asesoramiento relacionado con el otorgamiento de una escritura es gratuito, así que aprovéchate, pues el máximo beneficiado serás tú.

Lo que sí que tiene el Notario es que ser imparcial; el Notario no tiene el deber de defender tus intereses, el Notario no puede decirte si el precio de compra es barato o caro, o si el tipo de interés del préstamo es alto o bajo, por lo que no es mala inversión que contrates los servicios de un profesional que te asesore. Seguro que el coste de su asesoramiento es muy inferior a otros gastos, tal vez, innecesarios que vas a realizar.

¿Para qué ir antes a la Notaría, si me han dado cita para un día?

Pues para informarte, ¿te parece poco importante?

Antes me decías que los Notarios hablamos en chino, ¿crees que puedes aprender chino en cinco minutos? De hecho si vas a firmar una hipoteca la ley te da derecho a acudir en los tres días anteriores a la Notaría ¿por qué no ejerces tus derechos? ¿Crees que por estar más informado saldrás perdiendo?

En todo caso, si aceptamos que en Notaría se abordan asuntos complejos, sé sensato y tómate un tiempo para reflexionar sobre tu asunto y sus consecuencias; pues entender y decidir en quince minutos sobre un tema delicado, solo te hará tomar decisiones equivocadas.

¿Pero es que no valen las fotocopias?

Pues no, no valen, ¿para qué crees que están los originales? ¿Crees que el Notario pide por pedir?

Las fotocopias se falsifican, así que lleva el original de tu DNI, y de tus poderes, porque no van a aceptar otra cosa (especialmente en los poderes, pues solo con la copia autorizada acreditas que está en vigor).

¿Para qué tiene que venir mi cónyuge, si ya estoy yo?

Pues porque aunque no te lo creas, tú cónyuge hace lo que a él le da la gana, y no lo que tú dices.

Si ya pagué la escritura ¿ahora voy a tener que pagar la nueva copia que le pido?

También en el bar te tomas y pagas una cerveza, pero si te tomas otra también la pagas.

Por cierto, te recuerdo que cada uno pide la copia de lo suyo, así que pide tú tus copias, que ya tu amigo pedirá las suyas, y anticipando lo que luego te diré, las copias se piden personalmente o por carta con firma legitimada notarialmente, o a través de otro Notario, pero no por e-mail.

Por si no lo sabías, las copias no suelen salir del aire, hace falta buscar el documento, y muchas veces escanearlo e imprimirlo; no es que sea un trabajo tremendo, pero no pretendas que toda la Notaría se pare para atender a tu copia, pues probablemente estarán atendiendo a otras personas, y porque esperes cinco días tampoco te vas a morir (salvo que te hayan dado treinta para aportar la copia, y resulte que tú hayas decidido ir el día veintinueve a la Notaría).

¿Por qué no me contestan al e-mail, y más si le he dicho que es urgente?

Y si es algo urgente e importante ¿por qué no vienes?

Ninguna ley obliga a atender al correo electrónico; los Notarios no somos ni más ni menos importantes que nadie, pero tampoco estamos tras el correo electrónico cada cinco minutos, fundamentalmente porque estamos atendiendo a otras personas que se han molestado en venir a vernos.

Conclusión

Los Notarios no somos señores muy importantes, pero tratamos asuntos muy importantes; tan importantes, como que tratamos tus asuntos, así que eres tú mismo el que decides; toma para tus asuntos el tiempo que necesiten, y desde luego, si el Notario que te atiende no entiende que tú necesitas tu tiempo, cambia de Notario.

Acerca del autor:

Notario de Los Palacios y Villafranca (Sevilla).

Francisco Rosales de Salamanca – ha escrito posts en NotaríAbierta.


 

 

37 Comentarios

  1. “Los Notarios no somos señores muy importantes, pero tratamos asuntos muy importantes”. Sí, y además sois muy chulitos, al menos tú, redactor de este artículo. No puedes ir por la vida con semejante condescendencia. Y sí, la gente tiene MUCHA prisa y POCO tiempo para vuestros textos infumables pero al parecer imprescindibles. Y NO, el banco no es nuestro amigo, pero los notarios tampoco. O es que acaso no estáis haciendo negocio vosotros también? Y vaya negocio! Pero si vivís como curas! Más voluntad de servicio y menos articulitos, por favor.

    1. Lamento haberte causado esa impresión, aunque no se por qué me tildas de “chulito” sin conocerme de nada, quizá porque use un lenguaje coloquial y sencillo, con el simple propósito de hacer llegar un mensaje claro a la ciudadanía para que sea responsable, y actúe con cautela. En último término, si consigo que ese mensaje cale en la sociedad, no me importa lo más mínimo como me traten.

      Libre eres de tener la prisa y el tiempo que quieras tener, y respecto al mismo creo que te lo he explicado claramente en el post, pero por si no lo entiendes, no es mi¨texto infumable”, es tu contrato, es tu acuerdo de voluntades, y es tu futuro; lamento que el mundo del derecho te resulte infumable, pero luego cuando vienen los problemas, seguramente querrás reclamar tus derechos, y puedes tener por seguro que cuanto mejor los tengas delimitados, mejor será para ti.

      Para nada es imprescindible el notario, pues en España los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento; el que luego ese consentimiento sea redactado de cualquier manera es algo que libremente puedes elegir, textos más “fumables”, eso si, luego si no consigues los efectos pretendidos, no caben las lamentaciones.

      Por si no lo sabes, lo de menos es el texto, sino que el que firma el documento sea consciente de lo que hace y sus consecuencias, y de hecho el reglamento notarial, impone la obligación de leer el documento de forma que pueda ser entendida en atención a las circunstancias de quien lo firme.

      Trato a diario de hacerlo, y seguro que puedo hacerlo mejor, aunque si por intentar llamar a la reflexión merezco ser llamado “chulito” ¿que trato pretendes recibir a cambio.

      Respecto a ser tu amigo, jamás he pretendido serlo, trato de hacer mi trabajo, y mi trabajo es estar a tu servicio, más no tengo la ciencia infusa de saber que necesitas, si no me lo cuentas; eso si, no te creas que porque esté a tu servicio soy tu siervo.

      Yo no hago negocio alguno, presto un servicio público, y ejerzo la fe pública, que gano dinero como consecuencia de mi trabajo, no creo que tenga que avergonzarme, pues de hecho es lo que hace absolutamente todo el mundo,

      De hecho me niegas una voluntad de servicio, sin conocerme absolutamente de nada; y por cierto, este articulito, lo he escrito fuera de horario de trabajo, y gratuitamente, si te parece que ello no implica voluntad de servicio, me gustaría que gratuitamente tu, me ayudes y escribas un artículo explicándome cómo puedo mejorar (cree que no es un reto, sino un ruego que te hago, y que seguro que quienes vengan a mi despacho te agradecerán)

      Sólo te hago una reflexión, y es que al final del párrafo que has copiado parcialmente, te recomiendo que si no te gusta el trato que recibes de un Notario, no dudes en acudir a otro; sin embargo, yo no puedo elegir quien entra en mi despacho (y cree que en algunas ocasiones igual a mi no me apetecen ciertas cosas, porque tengo claro que tengo delante personas, aunque no siempre soy tratado como tal).

      Saludos

    2. Añadiría al comentario de Francisco Rosales, compañero en este blog, que precisamente lo que pretendemos a través del blog es transmitir una forma diferente de hacer las cosas y por supuesto llevarla a cabo en nuestros despachos respectivos. Sino no tendría sentido alguno, las nuestras serían palabras vacías y falsas.
      La percepción personal de la forma de expresión es libre, pero también puede estar equivocada. Así lo creo yo, sin duda alguna, en este caso. Lo que la forma de expresión de Rosales le ha parecido al autor del comentario (chulería), no es más que rotundidad y claridad argumentativa. A veces hay que manifestarse así para que se nos entienda y podernos quitar muchos sambenitos de encima. Saludos, Miguel Prieto Escudero, Notario de Pinoso (Alicante) y miembro de notaríAbierta.

    3. Me precio de haber tratado profesionalmente con el “redactor de este artículo”, como con una clara voluntad peyorativa dice el muy valiente y anónimo “señor” P. A éste le digo que Don Francisco (así, con el Don por delante) podrá ser vehemente, apasionado en sus explicaciones (que suele acompañar de chistes muy malos), incisivo si quiere, pero no chulito. ¿Que vive como un cura? Puede, conozco muchos curas muy austeros y podría ser uno de ellos.
      Y si no le gustan los “textos infumables” de los notarios, redactelos usted mismo, que seguro que la otra parte estará encantado de aceptar su contenido.
      P.D. Por si le entra la duda, no soy notario, soy abogado, y sí, lo confieso, soy una sanguijuela, intento cobrar por mi trabajo.

      1. Gracias Rafael.

        Tu como abogado, y yo como Notario, simplemente tratamos de seguir la estela de dos grandiosos profesionales y mejores personas como son nuestros padres (ojalá nos Notarios y Registradores de hoy en día entendamos nuestro oficio como ellos lo entendieron, y llegáramos a la suela de sus zapatos).

        Un abrazo

    4. En algunas cosas que dice tiene razón pero en otras muchas no. Soy apoderada de muchas entidades bancarias y conozco ampliamente a todos los notarios de mi provincia.
      Seria estupendo poder leer la minuta 3 dias antes de la firma pero para eso hay que tenerla preparada y eso no sucede, sino que se montan practicamente sobre la marcha muchas veces.
      Si se tiene la idea de “solo voy a firmar” es porque los notarios han contribuido y siguen contribuyendo enormemente a ello, abreviando las lecturas y dando por sentado el conocimiento previo del pacto.
      Sobre “saber chino” hay muchas formas de ponerse a nivel del interlocutor para hacerse entender pero hay que tener interes y ciertas habilidades.
      Dice que los notarios no son señores importantes, pero les cuesta trabajo a la mayoria disculparse por hacer esperar a sus clientes durante horas para firmar su escritura por la que debidamente estan pagando sus servicios.
      Recurre al ejemplo del bar para explicar varios aspectos, pues haciendo uso del mismo, qué le parecería tener reservada mesa en un restaurante para un evento importante y que la misma no estuviera preparada o no le atendiesen hasta una hora y media o dos de estar alli y por supuesto nadie se disculpase o rebajase su factura? Y que la excusa fuese que ha venido mucha gente y estan a tope o que un menu se la complicado? Le pareceria bien?
      No se ve todo igual desde la perspectiva opuesta.

      1. Hola María.

        No puedo hablar por nombre ajeno, pero si hacerte alguna precisión, pues lo que comentas nada tiene que ver con mi Notaría, y me extraña tu comentario, pues esos retrasos no son normales en mi despacho, y no soy precisamente un Notario que firme muchos préstamos hipotecarios, por lo que no entiendo la insistencia en ir una y otra vez allá donde te tratan mal.

        Desde luego no abrevio la lectura, y tal y como dice el Reglamento Notarial, trato de que sea entendida en atención a las circunstancias de las partes.

        Por supuesto que hay que saber pedir disculpas, y jamás me ha dolido en prendas hacerlo; sin embargo si me gustaría hacer alguna precisión, que desde luego se corresponde con mi experiencia profesional e igual no con la de otros compañeros.

        Ante todo, no es ni la primera ni la última vez que la documentación es remitida en el último momento (afortunadamente es una tendencia que de un par de años a esta parte está dejando de ser habitual).

        Respecto al restaurante sabes sobradamente que el ejemplo es válido, pues por supuesto que el que no esté la mesa preparada y no te atiendan en dos horas es intolerable; lo que si sabes es que no siempre se es puntual (tanto por parte del ciudadano como de muchos apoderados de firma que tienen una carga de trabajo, en ocasiones, excesiva) y que hay que repasar datos personales, fotocopiar documentos y un sin fin de tareas que tampoco ocupan mucho tiempo, pero que hacen imposible tener todo impreso.

        Entiendo que no es a eso a lo que te refieres, más el insistir en trabajar allá donde te tratan mal es algo absurdo, y desde luego si yo llegara a una Notaría e hicieran el trabajo sobre la marcha, pese a haberlo enviado con antelación, y salvo causa justificada, simplemente no volvería (lo que me extraña es que eso no pase en mi despacho y sin embargo tantos bancos -y si digo bancos, que no clientes- insistan en firmar en otras Notarías)

        Sabes sobradamente que hay libertad de elección de Notario y que el arancel es el mismo, por lo que no entiendo por qué no optas por aquél que te preste mejor servicio, y si me permites, por qué esa opción no la ejerce casi nunca el ciudadano (que a fin de cuentas, y desde mi óptica es el que verdaderamente importa)

        Saludos

  2. Mi más sincera felicitación al autor de esas “doce tablas”. Creo que el CGN debería publicar su contenido en uno de esos panfletos divulgativos de nuestra función que nos remite para poner a disposición del público. Si no lo hace -y el autor me autoriza- a lo mejor lo hago yo por mi cuenta.
    Antonio Longo
    Notario de Barcelona

    1. Estimado compañero:
      Gracias por tu participación y el comentario. Hasta si te animas a hacer 12 más o desarrollar algún punto, ¡tienes abierto nuestro blog¡.
      Un abrazo. notaríAbierta.

  3. Mi mas sincera felicitación al autor por este texto. Verdades como puños, contundencia, claridad y un sentido fino de la ironía. Cada párrafo tiene un poso de sentido común profundo.
    Gracias por tu tiempo y dedicación.

    1. Gracias a ti Ángel, mi única intención, y la de una inmensa mayoría de compañeros es la de ofrecer nuestro tiempo al servicio del ciudadano.

    2. Gracias a ti Ángel, mi única intención, y la de una inmensa mayoría de compañeros es la de ofrecer nuestro tiempo al servicio del ciudadano.

  4. Enhorabuena, un acertado y ameno texto que con fina ironía presenta muchas de las actitudes con las que los ciudadanos de a pie nos presentamos ante los notarios. Quiero añadir que todas las veces que he requerido los buenos oficios de un notario siempre he encontrado un leal apoyo, se me han explicado las cosas con paciencia y claridad y se me ha tratado con respeto y profesionalidad.

    1. Gracias por tu comentario Humberto, esa es nuestra función, y nuestra vocación, por supuesto que nos equivocamos (como todo el mundo) pero sólo si nos enseñan nuestros fallos y nos demandan servicio, podremos mejorar, y cree que el máximo beneficiado será el ciudadano.

  5. Yo creo que la intención del autor con su estilo es simplemente ser contundente para animar a los usuarios de notarias a exigir y ejercer sus derechos como consumidores de servicios bancarios, notariales, inmobiliarios… Yo, como notario, estoy absolutamente de acuerdo con su contenido.

    1. Todo un honor encontrar compañeros que piensen igual; sinceramente creo que son una inmensa mayoría.

      Este post, efectivamente es una llamada al ciudadano para que ejerza sus derechos y demande un mejor servicio.

      Saludos

  6. En mi humilde opinión, para el que protesta: si te parece (con razón) que un notario gana mucho dinero, y “vive como un cura”, lo tienes muy fácil: HAZTE NOTARIO.
    Ah, ¿que es mucho esfuerzo para tí? Pues cállate y no hables de lo que no tienes valor de conocer.
    Un señor que se pasa un mínimo de 13 años estudiando para saber hacer su trabajo (que es atenderte bien, y saber TODO el Derecho vigente) merece algo de respeto, muchacho.

  7. Buenas tardes, me queda añadir que solo los que trabajamos en una notaría podemos saber lo que realmente el autor de este post vive día a día y quiere expresar, y no es una manera “condescendiente” de ir por la vida, como vi que mencionaron en su momento, solo es la realidad expresada en palabras. Todos mis respetos.

  8. Excelente analisis lo que en verdad es una notaria y lo que hace el notario.

    Felicitaciones.
    ELLIOT FRANCO SALINAS
    Notario de Abancay
    Apurimac – Peru.

    1. Muchas gracias compañero, es todo un honor que nos lean en tu pais ¿te animas a copartir tus experiencias con nosotros?

  9. El texto del “chulito” puede contener otro grupo de tonterías. Ganado se lo tiene.

  10. Mi mas sincera felicitacón y los notarios son importantes porque son personas, además, si son excelentes profesionales nos dan tranquilidad y seguridad pero, como he dicho atrás veces, sería preferible tener la opción de pagar más por un testamento y que nos expusieran por escrito las consecuencias que puede tener lo que firmamos cuando no hay acuerdo entre las partes. Esto habría que tenerlo en cuenta especialmente cuando es una persona que no conoce el derecho y tiene una edad avanada. Por regla general, los padres creen que haciendo testamento evitan problemas pero, si no están bien asesorados, el reparto destruye la familia. Creo que todos conocemos algún caso

    1. Hola IV.

      Ante todo, te agradezco mucho ese comentario de que los notarios somos importantes, porque somos personas, y sinceramente te tomo la idea; efectivamente no es nuestro cargo el que nos da importancia especial, sino el hecho de que merecemos el mismo trato que cualquier otra persona (por supuesto que, a su vez, es un importante recordatorio para que siempre tengamos presentes que: si queremos ser tratados como personas, hemos de tratar como tales a quienes entren en nuestro despacho).

      Ni que decir tiene que esa frase vale para cualquier oficio; igual si todos tratáramos a un profesional como persona, y el profesional tuviera presente que trata con personas, las cosas funcionarían mucho mejor.

      Desconozco a que te refieres, pues debe ser un supuesto muy concreto; si bien he de aclararte:

      1.- El notario explica el testamento al testador, y todas las explicaciones las hace en atención a su edad y circunstancias (obviamente entenderás que ni todos los notarios explican de igual forma, ni todos los días de igual manera)

      2.- No entiendo lo que afirmas de poner por escrito, pues ya lo hace el Notario cuando redacta el testamento; lo que no se puede pretender es tener un escrito en lenguaje coloquial, pues la redacción la hace de forma profesional, y para eso están las explicaciones (técnicamente llamadas reservas y advertencias legales) las cuales se hacen verbalmente (dicho de otra manera, no se que valor especial tiene la forma de informar, pues lo que verdaderamente importa es que esa información tenga lugar).

      3.- No entiendo tampoco que trascendencia tiene ello en el testamento, pues a quien hay que dar explicaciones es al testador, no a los herederos; en el testamento lo que verdaderamente importa en un testamento es la voluntad del testador, y puede que esta no coincida con los intereses de todos o algunos de los herederos (cree que no deja de ser frecuente) siendo que además el testador puede cambiar de testamento las veces que quiera, y no es la primera vez, que atiendo a alguien que tiene dudas sobre el testamento que hizo (en ocasiones se cambia y en otras no); dicho de otra manera, y sin entrar en casos concretos (que desconozco) a veces son los herederos los que suponen la voluntad del testador.

      4.- Hacer testamento evita problemas, pero no es el bálsamo de fierabrás; lo que no puede evitar ni un testamento, ni absolutamente nada, es una discordia familiar (podrá ayudar más o menos a aliviarla, pero en herencias, si uno quiere todos pelean, pues la partición no se hace por mayoría sino por unanimidad).

      5.- Tienes que tener en cuenta que resulta absolutamente imposible predecir el futuro; de hecho, suele ser frecuente que, de todos los futuros que se plantee uno, ocurra otro que no estaba previsto; por lo que lo que resulta imposible es anticipar todas las posibles variables, y como mucho pueden anticiparse las más frecuentes (ten en cuenta que si anticipas y resuelves un posible futuro, es obvio que seguramente dejes sin resolver o compliques otros posibles).

      6.- Las familias no se destruyen por el reparto, normalmente ya vienen destruidas antes, y lo que destruye el reparto es la codicia humana, los rencores entre hermanos, y muchas veces las opiniones y presiones de las parejas de los hermanos; contra eso poco o nada puede hacerse.

      No conozco uno, sino bastantes casos de herencias problemáticas (afortunadamente menos de los que parecen) y resulta curioso que, salvo el problema de la codicia humana, no hay dos iguales.

      En todo caso, tomo nota de tus recomendaciones, para esforzarme en explicar mejor las escrituras a las personas, pues cree que somos muchos los Notarios, que tratamos de hacerlo lo mejor posible (pero por supuesto siempre es mejorable, y como dices, somos personas y por supuesto que nos equivocamos).

      Saludos

  11. Estimado Sr. Rosales de Salamanca:

    Tiendo en mi vida, en la medida de lo posible y muchas veces no lo consigo, a no quererme situar ni en filias ni en fobias. En mi opinión:

    a) el fondo de su exposición es muy esclarecedor. Además la información que proporciona es gratuita, por lo cual le felicito y le doy las gracias como simple ciudadano, que necesita durante su vida de los servicios de una notaría en una o más ocasiones en su vida.
    b) En cuanto a la forma de la exposición, no la comparto. Desde mi punto de vista, la veo cargada de un sarcasmo y una altivez innecesarios.

    Hubiese preferido un FAQ (Frequently Asked Questions), aclarando asuntos, sin entrar en valoraciones subjetivas y personales.

    No obstante, como contra gustos no debiere haber disputas, Vd. ha escogido tal forma de la exposición y está en su perfecto derecho, como los usuarios de sus servicios estamos en el derecho de emplear su frase “Todos los Notarios no son iguales” a la hora de seleccionar uno de entre varios.

    Un saludo.

    1. Estimado Miguel A.

      Ante todo muchas gracias por leerme.

      Efectivamente cada uno es libre de elegir quien le preste el mejor servicio y de la forma que estime más conveniente, y libre soy de expresar mis ideas como crea conveniente, igual que libre eres de ir al notario que mejor servicio te preste, o que más sea de tu agrado; por lo que no te digo que tengas derecho a nada, sino que te animo a que ejerzas ese derecho, pues siempre he afirmado que los derechos no se tienen, sino que se ejercen.

      En nada me ofenden tus palabras, y espero no haberte ofendido con las mías, pues no era esa mi intención.

      Un saludo

      1. En respuesta al amable lector Miguel A. Muñoz:
        Le diré que quienes conocemos a Francisco Rosales sabemos que de sarcasmo, ironía y guasa, está repleto y es imbatible. Quizá su ADN andaluz propicie tal mezcolanza que otros no tenemos.
        Pero, ¿altivez? No, ahí, amable lector, se equivoca. Está usted muy lejos de la realidad. Si hay notarios que sean altivos, Francisco Rosales está en las antípodas de ellos. Quizá su tono de escritura lleve a equívocos, puede ser, pero ya le anticipo yo, que lo conozco y sé de su valía, que no es así.
        Por lo demás, en este blog, como coautor del mismo puedo decirlo, no pretendemos hacer FAQs. Pretendemos divulgar, compartir, enseñar y aprender. Nos encanta oír opiniones e incluso que nos pinten la cara cuando fallamos (que van unas cuantas veces). Nuestro nombre lo resume: Notariabierta.
        Gracias por leernos, un cordial saludo,
        Pablo Pazos

      2. Estimados Francisco y Pablo:

        Antes que nada, gracias por leer y acceder a publicar mi comentario previo, aun cuando una parte de él constituye una crítica y (casi) todos somos, creo, un poco o un mucho sensibles a la crítica (yo el primero, que conste).

        Quizás el problema está más en mí como lector que en vosotros como autores de la exposición, ya que mi sentido del humor es casi inexistente, lo cual reconozco públicamente como defecto a intentar corregir. Así que no me siento ofendido, Francisco, ya que sé que la intención no era ofender.

        En cualquier caso, mi comentario no era todo negativo. Señalaba en el apartado a) lo esclarecedor de la exposición y el carácter gratuito de la misma, lo cual siempre es de agradecer.

        Encantado de haber ‘dialogado’ a través de estas nuevas tecnologías y un saludo cordial a ambos.
        Miguel A. Muñoz.

      3. Como dice Pablo, abierto estamos a las críticas; personalmente me gustan, pues siempre señalan defectos que conviene corregir, y son un estímulo para tratar de hacer las cosas mejor (soy consciente de que no puedo hacerlo perfecto).

        Un saludo, y como digo en otra vida paralela que tengo (los notarios no somos notarios las 24 horas) “los problemas que se causan en el agua, quedan siempre en el agua, y se arreglan con una buena cerveza”.

  12. Hola, a mí me ha encantado tu información, clara, estupendamente redactada. Me ha gustado mucho. Enhorabuena, estoy segura que los que trabajan contigo estarán encantados. Saludos Sr. Notario!!!!!

    1. Hola Rocío.

      Supongo que el artículo no deja a nadie indiferente, en el fondo es lo que pretende, simplemente llamar a la reflexión, pues creo que muchas de las cosas que en él se dicen, podrían escribirse perfectamente de cualquier otra profesión.

      Si consigo esa reflexión; si consigo que las personas ejerzan y no exijan sus derechos, objetivo cumplido.

      Saludos

  13. Me obligaron a quitarme una gorra. Fui al notario con mi madre para firmar una donación y me revriminó que no podía fiemar con la gorra.

    1. ¡Horroroso!, ¡que experiencia mas desafortunada!, tener que ir a un notario a que le enseñen a uno educación.

      1. A mi me gustaría saber cómo te obligaron exactamente, he visto a notarios amenazar duramente bolígrafo en mano, e incluso se de uno que hasta amenazó a un ciudadano con atarse los cordones de los zapatos hasta dejar de respirar; por lo demás y como bien dice Rafael comparto que tiene que ser una experiencia horrorosa que te enseñen educación nada más y nada menos que delante de tu madre (que junto a tu padre es quienes debieron de educarte en su momento)

  14. Comentarios hostiles, como el trato de vuestro compañero notario.

    La intención era informarme de, ¿qué ley prohibe firmar en notaría así? ¿Código Penal/Dónde? A parte de en vuestro pensamiento.
    Hasta donde yo sé, es obligatorio el rostro descubierto en aduanas, audiencias y fotos.

    Hola, Sr. Rafael, con permiso, sin presentarme me gustaría preguntarle ¿a qué tipo de educación se refiere? ¿lingüistica, cultural, geográfica, judicial…? Sí horroroso, mi pelo estaba sin asear y casposo. Además, la gorra es de mi jefe, padre y amigo japonés. Si encuentra el articulo del código penal que prohiba el acto de la gorra, coménteme si voy sin afeitar. Suerte que iba con lentillas y no las gafas.

    Hola, Sr. Francisco, permítame contestarle, exactamente cómo fue. Parecía el viejo oeste, sentado en el trono de su guarida sin parar de balbucear, se tratase. si es tan amable, ¿puede nombrarme el articulo del código penal?
    Las preguntas formuladas a Rafael, puedes responderlas también a mí.

    1. Hola Tell.

      Pues mira, siento decirte que ni el código penal ni ley alguna prohibe firmar en notaría con una gorra, de hecho, tampoco hay ley o reglamento que se encargue de regular la vestimenta.

      Por si tienes interés en las leyes, te recuerdo que las fuentes del ordenamiento no son solo la ley (también está la costumbre y los principios generales del derecho)

      No hay ley gramática escrita por el parlamento, y las leyes culturales o leyes geográficas, son un invento que te acabas de sacar de la gorra que tienes el hábito de no quitarte en lugares cerrados. Pero te pongas como te pongas la educación es llamada también “buenas costumbres” (en todo caso es algo que forma parte de la competencia de los padres, y aunque lamento que no te la dieran, más lamento que hagas alarde de ella)

      Es esa costumbre la que dice donde y cuando se puede llevar gorra, y es la misma que dice que cuando se está en público no cabe el meteorismo ni la aerofagia (vista tu educación eso quiere decir que ni regüeldes ni te tires cuescos en público) es la que dice que no está bien ponerse la servilleta de babero, incluso la que dice que es de cursi levantar el dedo meñique cuando tomas café.

      Tu puedes libremente tener en público el comportamiento que te de la gana, pero el público tiene su libertad de hacerte ver su parecer sobre tu comportamiento, pues la ley dice que el notario ha de leer la escritura, pero ni como ha de leerla, ni que le esté prohibido decir nada mas.

      Respecto a la guarida del notario, si te digo que el nombre correcto conforme a ley es oficina pública y que el reglamento notarial en su artículo 42.2 dispone “Los Notarios deberán tener su despacho u oficina en el punto de su residencia, en condiciones adecuadas y decorosas para el ejercicio de su Ministerio, teniendo allí centralizada la documentación general y particular que se les confíe”

      Dudo mucho que balbucee un notario, entre otras cosas porque para el ingreso en el cuerpo hay que pasar dos exámenes orales de una hora de duración cada uno

      “Artículo 16

      Los ejercicios de la oposición serán cuatro: los dos primeros, orales, y el tercero y el cuarto, escritos. Tanto los dos primeros como la lectura del tercero y de la primera parte del cuarto serán públicos.

      El primer ejercicio consistirá en contestar verbalmente, en el plazo máximo de 60 minutos, a cuatro temas, los tres primeros, de Derecho Civil Español, Común y Foral, y el cuarto, de legislación fiscal. Los temas de Derecho Civil corresponderán, respectivamente, uno a las materias de parte general o introducción, propiedad y derechos reales; otro, a obligaciones y contratos, y otro, a Derecho de Familia y sucesiones.

      El segundo ejercicio consistirá, a su vez, en contestar asimismo verbalmente, en el tiempo máximo de 60 minutos, y por el siguiente orden, a seis temas: dos de Derecho Mercantil, dos de Derecho Hipotecario, uno de Derecho Notarial y otro de Derecho Procesal o Administrativo. Los dos temas de Derecho Mercantil y de Derecho Hipotecario serán uno de cada parte en que se hallen divididas estas materias.

      En ambos ejercicios orales los temas serán sacados a la suerte de los comprendidos en el programa que deberá estar publicado en el “Boletín Oficial del Estado” un año antes de la convocatoria de la oposición. El opositor dispondrá de cinco minutos, como máximo, antes de comenzar la exposición, para reflexionar y tomar notas por escrito, si lo desea.

      El programa comprenderá una exposición del derecho positivo vigente en España en cada una de las materias que en él se incluyen, destacando, tanto en el Derecho Común como en el Foral, aquellas que el notario debe profesionalmente conocer y aplicar y cuyo conocimiento le dote de una auténtica especialización en aquéllas.

      En la parte del Derecho Civil se incluirán los principios fundamentales de Derecho Internacional Privado.

      La legislación fiscal comprenderá aquellos impuestos que más puedan interesar al notario como asesor de los particulares.

      El indicado programa se revisará por la Dirección General cuando lo estime necesario, o a propuesta del Consejo General del Notariado, y siempre con informe preceptivo de éste.

      El tribunal no hará advertencia ni pregunta alguna a los opositores sobre las materias del ejercicio. Al presidente corresponde fijar la hora del comienzo y fin del ejercicio y advertirá al opositor, por una sola vez, con diez minutos de antelación, la hora en que debe acabar. Podrá también exigir que los opositores se atengan a la cuestión y eviten divagaciones inoportunas, y dar cumplimiento a las prescripciones de este reglamento relacionadas con la práctica de estos ejercicios.

      En el primer ejercicio se podrá excluir al opositor, al concluir su exposición del segundo tema de Derecho Civil, si el tribunal, por unanimidad, acuerda que los ha desarrollado con manifiesta insuficiencia para obtener la aprobación. Igual medida podrá ser aplicada en el segundo ejercicio al término de la exposición del primer tema de Derecho Hipotecario.

      El tercer ejercicio consistirá en redactar, en el tiempo máximo de seis horas, un dictamen sobre un tema de Derecho Civil Español, Común y Foral, Derecho Mercantil, Derecho Hipotecario o Notarial, de entre los formulados por el tribunal reservadamente. Las cuestiones que se propongan en este ejercicio versarán sobre casos de derecho positivo.

      El cuarto ejercicio, que tendrá una duración máxima de seis horas, se dividirá en dos partes, cada una de ellas con la duración que fije el tribunal:

      Primera: redactar una escritura o documento notarial, debiendo el opositor justificar en pliego aparte los problemas jurídicos que plantee o resuelva en su trabajo, realizando la liquidación del impuesto que en su caso corresponda a la escritura redactada.
      Segunda: resolver un supuesto de contabilidad y matemática financiera que recaerá sobre las materias contenidas en el anexo del programa de la oposición.
      Los ejercicios escritos se realizarán el día que fije el tribunal respectivo sobre cuestiones que serán secretas y se redactará en el mismo día designado para la realización del respectivo ejercicio por el tribunal, o, en su caso, tribunales conjunta o separadamente.

      Los opositores estarán totalmente aislados, y no podrán consultar sino los textos legales que el tribunal les permita, y que por sí mismos se proporcionen, sin notas de jurisprudencia ni comentarios. Así mismo podrán utilizar calculadora.

      Concluidos los ejercicios, los opositores los firmarán y entregarán al miembro del tribunal que estuviera presente, quien los cerrará en sobre firmado por el opositor.

      Los opositores deberán leer personalmente el tercer ejercicio y la primera parte del cuarto. La incomparecencia del opositor determinará el decaimiento de sus derechos y su consideración como retirado, salvo que concurran causas de fuerza mayor, debidamente justificadas y libremente apreciadas por el tribunal; en estos casos, el tribunal podrá optar por fijar otra fecha para la lectura o, con el consentimiento del opositor, permitir la lectura del ejercicio por un miembro del propio tribunal.”

      Respecto al Salvaje Oeste dudo el artículo 42.1 dispone “El Notario deberá residir en el lugar en que esté demarcada su Notaría.” por lo que te animo a que denuncies al que decide incumplir la norma citad y establece su despacho nada más y nada menos que en Estados unidos, y te recomiendo que en vez de ir a más de cinco mil kilómetros a firmar una escritura nula (pues no es escritura la realizada por el Notario donde carece de jurisdicción) te ahorres el dinero y acudas a cualquiera de los casi tres mil notarios que hay en toda España.

      Tu problema de aseo de pelo, es parte de tu problema de educación, y que tu padre sea tu jefe o japonés es un tema que no creo que tenga especial importancia.

      Por lo demás hostil es tu comentario inicial que absolutamente nada tiene que ver con el post, y cuya motivación ni entiendo ni me interesa.

      Puedes usar la ironía, y puedes hacer una crítica constructiva, pero para eso nuevamente hace falta educación y/o formación, tema que no es de mi competencia, así que por parte mía, encantado de que no acudas a una Notaría en la que hay un ser tan hostilizar como yo, mira tu por donde, la ley si me obliga a atender a maleducados como tu (me gusten o no) así que ejerce tu libertad donde quieras, que yo seguiré ejerciendo mi profesión en mi despacho.

      PD.- Por si te interesa, la ley permite el pseudónimo, pero la costumbre entre caballeros es dar la cara.

      PD.- Por dar la cara se entienda poner el nombre y apellidos, pero tranquilo que en internet existen las IP, y hay quien sabe manejar shodan, o nmap, o saben rastrear correos (tranquilo, aquí somos gente seria y formal, pero ten cuidado comportándote igual en otros foros digitales -puede que no te topes a notarios educados, y si gente de peor ralea que tu mismo-)

      1. El post dice 12 tonterías que se oyen en notaria, pero podrían ser muchas más

        Criticando mi educación haces demostración de lo que careces.

        Hablas de buenas costumbres y paradójicamente criticas sin conocimiento o trato hacia quien criticas.

        No inventes lo que no he dicho, ¿dónde he dicho “ley gramática, cultural o geográfica”? Si lees bien dije tipos de “educación”.
        Entonces, ¿quién es el que inventa?

        Se te da mejor menospreciar y hacer alardes de superpoderes que la ORTOGRAFÍA (quizás tiene tiempo todavía de aprender dónde se escriben las tildes.

        También con tu educación y buenas costumbres me llamas “guarro” por llevar una mañana el pelo sin lavar debido a circustancias que no tienes ni la más remota idea.

        Siguiendo con las buenas costumbres, la gorra que no me quito es igual a la mantilla o velo de las mujeres de otras épocas.

        Sobre su insulto, “guarro” es el pensamiento primate de muchos individuos, ahora sí te puedes dar por ofendido ya que me refiero a tu elegancia contestando.

        ¿También es de “mala educación y costumbres que me identifique con un pseudónimo? ¿Caballero tú? ¿También das lecciones de informática?

        PD.- Evita las advertencias y las amenazas.
        PD.- Parece que se lo ha tomado personalmente, cuida tus “buenas costumbres” y trato que no es HOSTIL.

  15. Criticando mi educación haces demostración de lo que careces.

    Hablas de buenas costumbres y paradojicamente criticas sin conocimiento o trato hacia quien criticas.

    No inventes lo que no he dicho, ¿dónde he dicho “ley gramática, cultural o geográfica”? Si lees bien dije tipos de “educación”.
    Entonces, ¿quién es el que inventa?

    Se te da mejor menospreciar y hacer alardes de superpoderes que la ORTOGRAFÍA (quizás tiene tiempo todavía de aprender dónde se escriben las tildes.

    También con tu educación y buenas costumbres me llamas “guarro” por llevar una mañana el pelo sin lavar debido a circustancias que no tienes ni la más remota idea.

    Siguiendo con las buenas costumbres, la gorra que no me quito es igual a la mantilla o velo de las mujeres de otras épocas.

    Sobre su insulto, “guarro” es el pensamiento primate de muchos individuos, ahora sí te puedes dar por ofendido ya que me refiero a tu elegancia contestando.

    ¿También es de “mala educación y costumbres que me identifique con un pseudónimo? ¿Caballero tú? ¿También das lecciones de informática?

    PD.- Evita las advertencias y las amenazas.
    PD.- Parece que te lo has tomado muy personal, cuida tus “buenas costumbres” y trato que no es HOSTIL.

¿ Y tú qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

® notaríAbierta - © notaríAbierta
Aviso Legal - Política de Cookies
Login